Sangriento episodio en la frontera con Israel. ¿Será Siria culpable?

23 de Mayo de 2011

 

El régimen sirio de Bashar Asad hizo un intento, desesperado, el domingo por desviar la atención sobre el derramamiento de sangre continuo contra su gente. Cientos de palestinos fueron trasladados desde los campos de refugiados, en las cercanías de Damasco, hacia la frontera con Israel en las Alturas del Golán, donde atravesaron el límite e invadieron el poblado vecino.
Las fuerzas israelíes, sorprendidas y en minoría, abrieron fuego y mataron a, por lo menos, un hombre. Muchos palestinos se dieron cita en puntos de la frontera de Líbano con Israel, en la Franja de Gaza y en Cisjordania. En total, se reportaron más muertos.

 Los palestinos manifiestan, cada año, contra al creación del Estado de Israel y los organizadores de Facebook ayudaron a sumar apoyo a las marchas del  domingo, al estilo de la primavera árabe. Pero nadie puede llegar a la frontera siria con Israel, ocupada por el ejército, sin acuerdo y cooperación con el régimen de Asad. El hecho que, también los  aliados de Siria en Líbano y Gaza (Hezbollah y Hamas), estuvieran  involucrados, solo brinda más pruebas. Para las dictaduras en Damasco y los grupos terroristas más amenazados por las demandas árabes de un cambio democrático, el intento por trasladar el enfoque hacia Israel constituye la táctica más conocida en  Medio Oriente.

El gobierno de Obama, que no se apuró a reaccionar ante la brutalidad de  Asad. Sólo lo hizo mucho después. El vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, acusó abiertamente al gobierno sirio de provocar las protestas y agregó:  “Nos parece claro que se esfuerzan  por desviar la atención de la legítima protesta del pueblo sirio”. Y, de todos modos, cabe decir que el Presidente Obama aún debe condenar, públicamente, la violencia en Siria; decir que  Asad debe irse, hacer retornar al embajador (que envió a Damasco en el otoño pasado) o imponer sanciones al propio líder. El gobierno dijo, hace 10 días, que “Hará cambios...en la relación con Siria de acuerdo a las acciones concretas que el gobierno sirio tome”...Desde entonces las fuerzas sirias se expandieron a otras ciudades y mataron a otras decenas de personas. Ahora, el régimen deriva su violencia hacia Israel. ¿No habrá llegado el momento de hacer los cambios?

Israel tiene motivos para re-evaluar su cauta respuesta al levantamiento sirio. Hay quien dice que, el gobierno de Biniamin Netanyahu, prefiere el régimen de Asad a la revolución  porque, Siria, mantuvo, hasta ahora, la paz en al frontera de las Alturas del Golan. Pero, ahora, Asad probó que, en los esfuerzos por salvarse a sí mismo, está dispuesto a violar esa paz. Quizás Asad intentó demostrar, el domingo, lo que tiene Israel y la región para perder si fuese  expulsado. Pero la única conclusión lógica, tanto desde el punto de vista de Israel como de Estados Unidos,  es que el régimen sirio actual nunca podrá ser confiable o socio y la paz en el Medio Oriente depende de su fin.


Fuente: Jersualem Center for Public Affairs

CIDIPAL

18/05/2011

http://www.cidipal.org/index.php?option=com_content&task=view&id=6166&Itemid=91