COMUNICADO DE AVODÁ DE ARGENTINA

 

Luego de dos pacientes años, nuestro Movimiento, uno de los gestores de la Coalición Electoral Una Amia, ha resuelto retirarse de la misma.
La tolerante conducta mantenida hasta el presente, ha sido lamentablemente superada por la realidad de los hechos. Motivaciones ideológicas, políticas y formales - inexorablemente alejadas de nuestra doctrina y expectativas puestas al constituir la coalición - contribuyeron a esta decisión no querida, porque las mismas quedaran frustradas.
Propuestas desestimadas y/o desoídas, sorprendentemente y sin previa consulta “apareció” un candidato a la presidencia de la Amia, con una antelación jamás pautada entre los participantes.
No existió, a pesar de nuestra reiterada exigencia un documento que indicara el único objetivo de la integración de la coalición. La toma de posición personal e inconsulta del candidato, con su discurso único sobre distintos y delicados temas comunitarios, nos puso a todos nosotros en una actitud cuando menos decepcionante.
Aquél, arrogándose la facultad jamás delegada de ser el vocero de la coalición, con constantes expresiones contrarias al ideario de nuestro Movimiento Avodá, fueron apoyadas en silencio y complacencia por nuevos factores integrados a la coalición, que, en su gran mayoría, eran desconocedores de la sublime vigencia central de la AMIA - Kehila de Buenos Aires-.
La centralidad de la Institución madre era (y sigue siendo) un valor doctrinario e irrenunciable de nuestro Movimiento, habiendo sido defensores insobornables de un modelo estructural de comunidad, que, frente a las “formas” que han ido utilizando los otros grupos o factores o personas, hacen que no nos quepa ninguna duda que colisiona con la nuestra.
Nuestra alianza inicial se forjó – con muchas reservas – para constituir sólo y exclusivamente un frente electoral para competir en las elecciones de autoridades de la AMIA. Jamás para otro objetivo.
Y para que nuestra querida Kehila siguiera manteniendo su firme e inquebrantable espíritu sionista, embanderada con Israel y defendiendo la educación judía para todos y las necesidades de los carenciados, entre las consignas principales de nuestro querido movimiento. Ello no fue tomando en cuenta como plataforma de la alianza y de esa forma torna intrascendente nuestra representatividad partidaria, con cerca de 90 años de historia constructiva en la vida comunitaria Judía y Sionista de la Argentina.
Hemos ofrecido, además, con generoso esfuerzo, compartir con un fuerte espíritu de unidad, en un mismo marco, con quienes, liderados por intereses subalternos, aportaron los votos fundamentales en las elecciones de AMIA, en Abril del 2008, que permitió al grupo político de la actual gestión, ascender al gobierno de la Comunidad y permanecer hasta el presente, ello, por supuesto en todo contrario a nuestros intereses.
Por último y pese a las advertencias transmitidas por nuestro presidente al candidato de la coalición de evitar inmiscuirse en ninguna otra instancia central (porque ello contrariaba el único objetivo de la coalición), con desagradable sorpresa hemos comprobado, que desde las "entrañas" mismas de la conducción de Una Amia se alienta a algunas de sus agrupaciones integrantes, a participar activamente en la renovación dirigencial de la O.S.A. contra la nómina mayoritaria que encabeza el candidato de Avodá de Argentina, Javer Mario Sobol.
Todo este cúmulo de situaciones fácticas hace insostenible nuestra participación a partir de la fecha en la alianza electoral de “Una Amia”.
Demián Stratievsky
Secretario
Mario Sobol
Presidente